El comerciante de criptomonedas peer-to-peer de 49 años, Hugo Sergio Mejía, acordó declararse culpable de los cargos de lavado de dinero y operar un negocio de transmisión de dinero sin licencia.

La Fiscalía de EE. UU. Acusa a Mejía de utilizar un conjunto de corporaciones de responsabilidad limitada para ocultar la verdadera naturaleza de sus operaciones mientras intercambia efectivo por Bitcoins durante un período de más de dos años.

La denuncia acusa a Mejía de transferir fondos entre Bitcoin y dólares estadounidenses por valor de al menos $ 13 millones para clientes de mayo de 2018 a septiembre de 2020 utilizando sus empresas Worldwide Secure Communications, World Secure Data y The HODL Group.

Según el acuerdo de culpabilidad propuesto, Mejía negoció con un cliente que estaba cooperando con las fuerzas del orden para cambiar Bitcoin por decenas de miles de dólares en efectivo entre mayo de 2019 y marzo de 2020.

A pesar de que el cliente le informó a Mejía que su cliente principal era un comprador australiano de metanfetamina durante una reunión en marzo de 2020, Meija estaba dispuesto a continuar con la transacción. La denuncia afirma que Mejía realizó transacciones por valor de más de un cuarto de millón de dólares para el cliente:

«Mejía y el cliente que trabajaba con las fuerzas del orden llevaron a cabo cinco transacciones en efectivo de Bitcoin que superaron acumulativamente los 250.000 dólares, afirma el acuerdo de culpabilidad».

El cliente realizó al menos cinco transacciones por valor de más de 250.000 dólares en total.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, Mejía acordó perder casi $ 234,000 en efectivo y aproximadamente $ 95,500 en criptomonedas y metales que se encontraron en sus residencias de California.

El acuerdo también exige que, a partir de ahora, Meija «mantendrá, como máximo, una billetera de moneda virtual, y que una billetera se usará para todas las transacciones personales, limitada a usar y poseer monedas virtuales de blockchain públicas abiertas y restringida al uso de la privacidad». -monedas virtuales basadas en blockchain «.

Mejía fue acusado el viernes 29 de enero y se espera que se declare culpable de un cargo de lavado de dinero y un cargo de operar una casa de cambio sin licencia que no registró en la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro (FinCEN).

Se espera que Mejía comparezca ante un tribunal de distrito de Estados Unidos en marzo y se enfrente a una sentencia máxima de 25 años tras las rejas en una prisión federal.