Los inversores principiantes en Rusia pronto se encontrarán con menos opciones para superar la caída de las tasas de interés ofrecidas en las cuentas de ahorro rusas. Además de los propios inversores, es probable que los grandes perdedores sean aplicaciones comerciales como Robinhood, que apunta a los principiantes.

Según un anuncio del 30 de diciembre, el Banco Central de Rusia está trabajando para lograr que las plataformas de negociación de valores cumplan con las medidas de «reducción de riesgo» aprobadas por primera vez en julio. En el último anuncio, la CBR recomienda que las plataformas de valores y las aplicaciones tengan sistemas para «asegurar la imposibilidad de ejecutar operaciones en la plataforma que resulten en la adquisición de acciones u otros valores de emisores extranjeros por inversores no calificados», excepto las aprobadas por la CBR.

El CBR también está trabajando para evitar que las empresas ofrezcan «productos de inversión complicados», un término que se alinea en gran medida con operaciones apalancadas o derivados, a inversores no calificados a menos que las empresas que ofrecen esas inversiones proporcionen rendimientos garantizados de al menos dos tercios de tasa clave. Con la tasa clave en 4.25% actualmente, las plataformas deberían garantizar retornos del 2.83%.

Existen grandes dudas de que la intención real sea proteger a los inversores. Si bien el 4,5% sería envidiable para una cuenta de ahorros estadounidense, la inestabilidad del rublo desde las sanciones de 2014 y, más recientemente, la caída del mercado en marzo de 2020 ha llevado a un gran número de inversores al mercado de valores por primera vez.

En octubre, la CBR emitió una guía similar para limitar a los inversores no calificados la compra de más de 600,000 rublos (a partir de la publicación, poco más de $ 8,000 dólares estadounidenses) en criptomonedas en un año. Esa guía fue parte de una explicación de la ley del país «Sobre activos financieros digitales», que entró en vigencia a partir del nuevo año.